sábado, 20 de junio de 2009

SE VA UN GRAN HOMBRE




El cooperante Vicente Ferrer falleció este jueves a la 01.15, a sus 89 años de edad, en la localidad india de Anantapur tras sufrir un empeoramiento en su estado de salud por los problemas respiratorios que padecía desde hace tiempo. Personal de su organización humanitaria en Nueva Delhi informaron de que el ex jesuita, estaba en el momento de su muerte acompañado por su mujer e hijos y por miembros de su fundación en la capital india.


En Anantapur uno de los distritos más pobres y deprimidos de India, hay un trocito de Vicente Ferrer. Más de 19.000 kilómetros cuadrados en los que ya nada volverá a ser lo mismo. Hace 40 años que allí se asentó el jesuita y filántropo español para declararle la guerra al hambre. Al dolor y el sufrimiento que alivió a más de 2,5 millones de personas gracias a la Fundación que impulsó y a los 139.000 colaboradores la mayoría en España, a los que siempre achacaba todo el mérito.



Hay personas que no deberían morir nunca, porque son valiosas, porque son únicas e irrepetibles, personas como Vicente Ferrer, "Dios", como lo llamaban sus seguidores en la India son dignas del reconocimiento, como el que ya lo tubo en vida, pero también, pienso después de su muerte ya que su obra está ahí, y es digna de seguir siendo reconocida. Se que desde donde este el gran hombre, que sin dudarlo será el cielo, guiará a los colaboradores de su fundación para que sigan el mismo camino que iniciase él hace muchos años.
Descansa en paz...

Reacciones:

0 comentarios: