martes, 9 de junio de 2009

ESCUCHA MI VOZ



Uno de los postulados de Amnistía Internacional es precisamente hacer que se escuche nuestra voz, aunque no siempre es así, a pesar de las campañas que realiza este movimiento por todo el mundo, todavía se pueden ver países donde la libertad de expresión está restringida o no existe.
De todos nosotros depende terminar con el abuso de los derechos humanos y especialmente de este, el de poder decir lo que se piense y lo que se quiera sin miedo a represalias por parte de quienes detentan el poder.
Este derecho es importante para el desarrollo personal y la dignidad de cada persona, y es fundamental para el disfrute de otros derechos humanos.

La libertad de expresión ha sido siempre parte esencial del trabajo de Amnistía Internacional, y guarda una estrecha relación con el derecho a defender la propia opinión y con el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión.

Reacciones:

0 comentarios: