sábado, 25 de abril de 2009

FAIR PLAY




De juego limpio nada basta con ver las imagines de como Kléper Laveran de Lima Ferreira (Pepe), jugador del Real Madrid tras cometer un penal clarisimo propina una serie de patadas a Casquero y un puñetazo a Albín jugadores del Getafe, no se sabe lo que se le pudo pasar por la cabeza al jugador del Madrid, pero sea lo que sea no se justifica la forma de reacción que tuvo con sus compañeros de profesión.

El comité de competición de la Liga española suspendió merecidamente al defensa portuguez Pepe del Real Madrid, con diez partidos: cuatro por la agresión a Casquero, otros cuatro por la de Albín, uno por la tarjeta roja y otro por los insultos que profirió a los árbitros. Haber si con sanciones como estas se cortan de raíz de una vez por todas las agresiones de este tipo y sirvan de escarmiento para otros jugadores que deberían ser ante todo unos caballeros dentro del campo, dando buen ejemplo a futuras generaciones que deseen dedicarse al fútbol.


Reacciones:

0 comentarios: