viernes, 20 de noviembre de 2009

TZANTZA- REDUCCION DE CABEZAS




El pueblo de los Shuar, más conocido por el nombre de Jíbaros (nombre dado por los españoles) es originario del altiplano ecuatoriano, en las fuentes del Amazonas, al norte del río Marañón y entre las cuencas del río Pastaza y el río Chinchipe. Son conocidos y temidos, por la capacidad que tienen de reducir las cabezas de sus enemigos. De cada victoria, el gran guerrero conserva un testimonio: una cabeza cortada y luego reducida.

Esta costumbre no tiene por único objeto hacer alarde de trofeos de guerra, pretende que el espíritu del muerto, el muisak, no vuelva para vengarse del asesino.
Los shuar (los jíbaros), viven en la selva ecuatoriana del Alto Amazonas en estado primitivo. Es un pueblo receloso con la cultura occidental, formado en la actualidad por no más de 20.000 individuos. Practican la poligamia y los rituales mágicos, y acceden al mundo invisible de sus antepasados y los espíritus de la selva amazónica a través de la ayahuasca.


Se cree que en la actualidad esta practica de reducir cabezas ya no se realiza, pero según noticias de los últimos cuatro años, hacen pensar lo contrario. La hipótesis se reactualizó después del hallazgo en Ecuador, en el último año, de seis cuerpos decapitados, entre ellos el de una niña, ha generado sospechas de que los asesinatos podrían ser obra de una red de traficantes de cabezas humanas reducidas, conocidas en Ecuador como "tzantzas".


Los cadáveres han sido encontrados, con similares características, en las provincias amazónicas del sur ecuatoriano, Morona Santiago y Pastaza, donde aún se asientan tribus nativas que practicaban un ritual para reducir las cabezas de sus enemigos, que después exhibían como trofeos de guerra.

Reacciones:

0 comentarios: