viernes, 9 de noviembre de 2012

SE APAGA UNA VOZ.






Se apaga una voz, se va uno de los grandes baladistas latinoamericanos. No olvido ni olvidare todos los buenos momentos que pase escuchando su música, desde niño aprendí de memoria alguno de sus temas y como yo muchos se enamoraron con sus canciones. En esa fase en la que aprendemos a ver de una forma diferente la vida, en la que encontramos más libertad, más amigos y surgen nuevas ideas, nuevos horizontes; en ese difícil transito entre la niñez y la adultez, entre dos mundos maravillosos mi adolescencia fue más llevadera con  la melodía de su música.  Música que llenaría muchos vacíos de esa etapa de mi vida, y desde entonces perduraría para siempre el enamoramiento del amplísimo trabajo discográfico del Juglar de América con este humilde servidor. Tuve la suerte y el honor de asistir a dos de los conciertos que dio en mi querida ciudad natal Loja, donde nos deleito con los  mejores temas de su repertorio. Ya no recuerdo las veces que pude poner el vinilo de Favio en concierto para escuchar de forma obligatoria esas canciones que se habían convertido en himnos entre las tertulias con los amigos de siempre,  amantes de la buena música que nos brindaba ese gran trovador argentino.

Nació bajo el nombre de Fuad Jorge Jury, en la ciudad mendocina de Lujan de Cuyo, en mayo de 1938.
Su infancia ha sido dura, ha vivido en un barrio podre y complicado, donde a soportado el abandono de su padre, y tubo que pasar parte de su infancia al cuidado de su madre la escritora Mariana Olivares y de internado en internado,  siendo muy conflictivo por lo que se le expulsó o escapó varias veces. Desde pequeño aprendió a tocar la guitarra y tubo que intercambiar clases por trabajo. Se marcha a Buenos Aires donde comienza a trabajar de extra en algunas películas y a partir del año 1958 empieza su carrera como actor participando en filmaciones como "El Secuestrador", "Fin de Fiesta", entre otras.
Sorprendiendo una vez más y motivado por la trabas económicas que le estaba causando el cine, decide y se anima a lanzarse al canto profesional. Su debut como cantante se lleva a cabo en la Botica del Angel, a manos de Eduardo Bergara Leumann, y en ese mismo día un ejecutivo de la CBS le propone grabar un disco, resultando así su primer single "Quiero la Libertad".

Leonardo Favio, cantautor y cineasta argentino falleció el 5 de noviembre de 2012 a los 74 años de edad en la ciudad de Buenos Aires, tras el agravamiento de una neumonía según confirmaron fuentes medicas. Se apaga una voz irremplazable.  Te extrañaremos siempre. PAZ EN SU TUMBA..Hasta pronto Maestro.


Quedaran eternamente grabadas en mi mente las canciones que interpreto en uno de sus mejores conciertos como el de Guayaquil-Ecuador en 1978. Quisiera compartir parte de ese concierto con vosotros espero les guste...





Reacciones:

0 comentarios: