domingo, 3 de octubre de 2010

¿ QUE PASA EN ECUADOR ?





Simple y llanamente lo mismo de siempre, es que parece que los ecuatorianos no aprendemos de los errores cometidos en el pasado, toda la nación ecuatoriana se convirtió en un caos. Desde el día jueves todo el territorio nacional fue declarado en estado de excepción (de sitio) por el Presidente, y ha encomendado a las Fuerzas Armadas las tareas de seguridad interna y externa del país situación que durará una semana, según lo declaró el gobierno nacional. Y todo esto porque a un grupo de policías, personas encargadas de mantener el orden público les dio por manifestarse por un supuesto recorte en sus salarios, y propiciar un intento de secuestro al Presidente de la República, Rafael Correa que se encuentra en un hospital militar rodeado por manifestantes que le impiden salir; pienso que existen otras formas de reclamar y hacer valer nuestros derechos, pero esta vez creo que los señores policías se equivocaron; provocando con esta situación que en Ecuador se respire un ambiente de tensión y malestar derivando intentos de saqueo a supermercados, robos a bancos y varios enfrentamientos. Asimismo, se suspendieron todos los vuelos, desde y hacia el aeropuerto de Quito, las escuelas suspendieron las clases, muchos trabajadores fueron enviados a sus casas y en algunas partes de la capital se suspendieron los servicios de transporte.


Para Correa, la oposición está conspirando en el Congreso y quiere poner a la policía en contra del gobierno, buscando un golpe de Estado en lugar de ganar unas elecciones en franca lid democrática. Precisamente la democracia ecuatoriana está en el punto de mira de la comunidad internacional que deja mucho que desear, una democracia débil, una democracia todavía en pañales incapaz de abolir de una vez por todas estos bochornosos capítulos que no hacen más que desacreditar al país. No olvidemos que en los últimos años, desde 1997 hasta 2007 el Ecuador tuvo ocho presidentes, eso dice mucho de la inestabilidad política de la que goza, donde los que detentan el poder se aprovechan de estas circunstancias para pescar a río revuelto y hacerse con el liderazgo a cualquier precio, sin importar las consecuencias que ello conlleva. Ya es hora de parar tanta sinvergüencería cometida por ciertos sectores que lo que hacen es desestabilizar a un gobierno democráticamente elegido por el pueblo, pensando únicamente en sus intereses mesquinos y rastreros sin respetar ni siquiera los mas elementales derechos, como es el derecho a la integridad física de las personas. Lo más lamentable de esto es la perdida de vidas humanas, al menos ocho personas resultaron muertas en los últimos disturbios: tres personas en la ciudad de Quito dos de ellos policías y cinco civiles en Guayaquil, además de un total de 274 heridos.


Según informes de una fuente policial se han relevado de su cargo a toda la cúpula de la policía, rodando la cabeza de al menos seis general implicados en las revueltas del último jueves. Esperamos que se termine cuanto antes este nuevo capítulo negro de nuestro historia reciente y las cosas vuelvan a su cause normal.


Los ecuatorianos que residimos en el extranjero miramos con recelo este tipo de actitudes que se suceden día tras día en nuestro país, creando un futuro incierto para nuestro posible retorno, así no podemos brindar un ambiente de paz y tranquilidad a nuestras familias, mientras sigan estas disputas estériles entre gobernantes de turno y grupos con intereses particulares.

Reacciones:

0 comentarios: